Sin cantera

 
 
Nunca escuché cantar a un sinsonte, aunque siento la pavura de estos tiempos. Siento el desequilibrio en la razón, sin razón. Siento la desesperanza y la fumigación genética obligatoria. Sin camino. Sin sonido. Sin silencio. Montados para la escena. Odiadores de extraños colores. Miedosos. Es que no conocen resplandores. Se vienen tiempos difíciles. Duros. Puros. Se vienen heridas. Me interesaría saber si todo esto valdrá la pena. Debe haber un poco más. Deberiamos saber un poco más. Ahora escondo sueños. Dame un castigo. Perdón. ¿Ahora te sientes mejor?.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s