Amigos enyesados. Problemas automotrices adolescentes I

 
 
 
¿Alguna vez tuvieron un amigo enyesado por ustedes?, la amistad verdadera llega hasta esos extremos. Nunca tuve suerte con los autos de mi viejo. Jodí absolutamente cada uno de ellos. ¿Porqué será que justamente cuando uno esta fuera de la ley es exactamente cuando pasan las peores cosas?. Era relativamente fácil robarse el auto esa época, el garaje de mi familia estaba como a una cuadra de la casa, en un terreno. Una tarde ochentera común, decidí probar el nuevo Fiat Ritmo adquirido por la familia Villegas dos días antes. ¿Qué podría suceder?, tenía casi 15 años y manejaba muy bien. Ojalá me vean todos los amigotes y amigas, yo saludaré como si fuera lo mas natural del mundo que esté paseando en auto. Soy el men. Esta bueno el autito, jala muy bien para esos 1500 cc, probémoslo en la subida de calacoto. Primera hasta 55 KPH!!!, segunda hasta 90 KPH!!!, increíble, es un avioncito, tercera hasta…¿pueden creer que en la esquina de la 15 justo sale un viejo hijo de mil putas en un Passat del año del culo mirando hacia el otro lado?. Eso seria todo. En el maletín azul Penalty entra lo necesario, mi ropa y cosas importantes, me voy a vivir a Oruro o algo similar. No pensarán que enfrentaré a mi viejo después de esto. Su autito nuevo tiene todo el lado derecho abollado. Yo quedaré peor si me quedo, huevada. Casa del amigo. Reunión importantisíma donde intenta convencerme de no emigrar. Varias propuestas de planes para salvar mi cabeza. Conmovedor apoyo incondicional. Ideas que emergen sólo de las mentes adolescentes. Pero bueno, suena bien, intentemos. Farmacia San Miguel, comprar rollos de yeso y a practicar lo que habiamos visto algunas veces, pero en situaciones verdaderas. Amigo enyesado en todo el brazo. Historia inventada que él mismo me ayudo a explicar a mi padre. Accidente terrible en bici, fractura visible, ¿qué podria hacer? habia que llevarlo a la clínica en ese momento, tuve que sacar el auto y en la clinica lo chocaron estacionado. "Don Jorge discúlpelo por favor, todo es mi culpa". Debieron haber visto las lágrimas brotando tembleques, era un capo total, no saben lo bien que lloriqueo. Que sinverguenza. ¿Qué será de él?, realmente espero que esté bien, que esté vivo y sano, que tenga una familia, hijos, perros y muchísimos amigos. Quisiera encontrarlo alguna vez, reconocerlo, y abrazarlo fuerte por esa tarde. Decirle que cada vez que veo un yeso, pienso en la amistad, en esa que protege y enseña.
 
 
                                                                                                                                Rodrigo
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s