El Canto del Macho Anciano -Acero de Invierno (1961)(fragmento 1)

Encontre esto en medio de mi computadora, me lo envio uno de mis contactos hace mucho tiempo atras, en estos momentos no recuerdo quien fue, pero agradesco por estos fragmentos que me envio.
Averiguando un poco sobre estos escritos descubri que su autor es Pablo de Rokha.
Lo poco que se sobre tal autor es que es chileno, no podria dar una critica objetiva de sus libros pues apenas y conosco estos fragmentos a pesar de ser ya algo viejo  el autor, asi que en cuanto halle uno de sus libros publicare una critica, pero por ahora les digo que esta bastente interesante y realista desde mi punto de vista.
Disfruten la lectura……….
 
 

La vejez es un llanto desesperado que arroja sus lágrimas de tristeza sobre un mar de olvido. Este mar espanta hasta los más sombríos episodios o hechos de cualquier historia.

Uno se encuentra sepultado y muerto mientras respira y vive.

Por más logros que se han realizado, la existencia resulta una inutilidad. A nadie le interesa saber de ti, todos te olvidan, mientras que el recuerdo de lo que alguna vez hiciste, se convierte en un montón de polvo de moho pestilente.

Hay un dolor acumulado. Después de tantas heridas cosidas; la costra no aguanta más y revienta la herida, brotando la sangre. El ser agonizante, sigue de pie, simulando su fuerza. Cuando dentro de él las lágrimas causan estragos y muerte.

Es entonces cuando la vida carece de sentido. Cuando todos los momentos pasados fueron inservibles y todo lo hecho fue erróneo. A tal decepción se llega, que los sentimientos, la hermosura y todo lo que alguna vez pudo valer la pena, se convierte en un perfecto cuadro y nada más. La realidad es una farsa, una gran mentira que nos encerró con su ingenuidad.

La rabia impotencia es el único recurso para soportar la caída de lo que fuimos.

Ya preparamos nuestros propios ataúdes; mientras que los que amamos se van desvaneciendo poco a poco.

Nadie sabe a donde van. Pero sabemos que en cuestión de tal vez unos segundos los acompañaremos en la nada.

Y en el lugar de la nada, habrá mas sentido que en el ahora. Ahora el amor ya no adquiere el mismo sentido de antes. El amor es para retoños, mientras que para las descomposiciones solo hay descomposiciones.

El hoy es el ayer. Cada recuerdo del ayer marca el hoy. Como refugiándose uno en el pasado, para vivir un amargo presente.

Aquí no hay seres inmortales. La inmortalidad quizás haya sido algo anhelado. Mas ahora es lo mas infeliz y miserable que se pueda desear. Es un masoquismo extremo. Desearse el sufrimiento eterno.  

Para Vivir los últimos atardeceres uno se debe engañar y desilusionar para poder terminarse en paz, mientras la verdad y el deseo interno se queman y se consumen con llamas de llanto.

 
 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s